Loading...

¿Cansado de las típicas patatas fritas? Pues haz patatas al horno con ajo y queso parmesano

Loading...

Me encantan las patatas, no sé como un alimento tan básico puede dar tanto de sí. Este tubérculo es perfecto para acompañar carnes, pescados, ensaladas… todo le va bien.

En La voz del muro ya os hemos enseñado alguna que otra receta con este alimento. Las patatas Yukon están deliciosas y no tardarás mucho en hacerlas, y la receta deeste tubérculo con queso y bacon no solo es facilísima sino que además está para chuparse los dedos.

Loading...

Hoy os traemos una receta igualmente sencilla y no menos sabrosa. Se trata de cuñas de patata al horno con ajo y queso parmesano. Una receta algo más sana que las típicas patatas fritas y que puedes usar para remojar en salsas.

patatas al horno con ajo y partisano 1

Ingredientes:

– 3 ó 4 patatas grander cortadas en gajos
– 4 cucharaditas de aceite de oliva
– 2 cucharaditas de sal
– 2 cucharaditas de ajo en polvo
– 1/2 taza de queso rallado parmesano
Opcional: Perejil fresco (o cilantro), salsa ranchera o salsa de queso azul para mojar.

Preparación

1- Precalienta el horno a 200 grados, engrasa ligeramente una bandeja para hornear grande y déjala en un lado.

2- Coloca las cuñas de patata en un tazón grande, rocíalas con aceite de oliva y mézclalo bien. En una tazón pequeño mezcla la sal y el ajo en polvo. Espolvorea el queso rallado sobre las patatas, a continuación rocíalo todo con la mezcla de sal y ajo. Remuévelo para que todos los trozos queden bien espaciados.

3- Coloca todos los trozos en la bandeja engrasada. Recuerda colocarlos con la piel en el lado de la bandeja. Ahora hornéalo durante unos 25/35 minutos, hasta que veas que están doradas.

patatas al horno con ajo y parmesano 2

Podéis mojarlas en la salsa que más os guste, nosotros os recomendamos salsa ranchera o de queso azul, aunque la de yogurt también le tiene que ir de maravilla.

patatas al horno con ajo y parmesano 5

Reconozco que no es el plato ideal para empezar una dieta, pero bueno, un capricho no hace mal a nadie, y siempre serán una buena alternativa -y más sanas- a las patatas fritas de toda la vida.

 

por Joaquin Martin de Consuegra DE LA VOZDELMURO.COM

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + 2 =

Close