El mapa de los países donde se practican más y menos cesáreas en el mundo

Los partos por cesárea se han convertido en una práctica demasiado habitual, a ojos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El consenso científico dice que cada país debería tener una tasa de entre un 10% y 15% de operaciones de este tipo, pero hay lugares en los que sobrepasa el 50%.

Para comprobar cómo se rebasan los límites recomendados, basta hacer un repaso a los países en los que más y menos se práctica esta técnica quirúrgica que, según el organismo internacional, debe limitarse a casos en los que el bebé o la madre estén en peligro si se acomete un parto natural, según el criterio del mencionado organismo internacional.

Brasil está en la cima de países con más cesáreas, con un 56% de partos llevados a cabo de este modo.

La práctica ha alcanzado tal cota que el Gobierno de Dilma Rousseff ha decidido estrechar los controles sobre este tipo de operaciones para hacer descender su número.

Lea: En qué consisten las nuevas reglas con las que Brasil quiere disminuir las cesáreas.

Países donde más se practica

No sólo en Brasil se ha extendido esta práctica de una forma desmesurada, como se puede comprobar en el mapa incluido en esta información.

Egipto sigue de cerca al país latinoamericano con un 51,8% de los partos llevados a cabo de esta manera.

También, Turquía, que es el país que los sigue con una tasa del 47,5%.

Europa tampoco se libra de tener presencia en este vértice de la pirámide, pues en Italia el 38,1% de sus nacimientos se producen de esta manera.

Como se puede ver América Latina esta cirugía está muy asentada: México, Argentina, Puerto Rico, Cuba y República Dominicana se encuentran en ese escalón de países con más cesáreas.

Y bajando un peldaño, entre el 25,1% y el 35% de los partos, aparecen Chile, Paraguay, Uruguay, Colombia, Ecuador y Venezuela.

Estos últimos tienen niveles similares a países como EEUU, España, China o Reino Unido, entre otros.

Países con menos cesáreas

América Latina tiene países que cumplen con las recomendaciones de la OMS en esta materia, tales como Guatemala y Honduras, y otros que se acercan como Perú y Bolivia.

Aunque, en realidad, los países que tienen más bajas cuotas de partos quirúrgicos son, sobre todo, aquellos donde no suele haber una atención médica adecuada, según los expertos que proporcionan estos datos.

En este sentido citan a países africanos como Níger, Chad, Etiopía o Burkina Faso, donde las cesáreas apenas corresponden a un 2% de los nacimientos.

Motivos extravagantes

Los motivos para practicar cesáreas numerosas veces se alejan de los apropiados para esta técnica.

En Brasil, por ejemplo, se llegó a entender como “un dos por uno” que permitía a la madre dar a luz y realizar la ligadura de trompas para no tener más hijos en un mismo acto.

También para que los médicos no tuviesen que esperar horas al nacimiento y poder planificar sus horarios.

En América Latina influye mucho en la decisión aspectos de atractivo físico, “preservar una vagina de luna de miel”, en palabras de Marleen Temmerman, responsable del departamento de salud reproductiva de la OMS.

Del mismo modo, en otros países importa la superstición. Como en China, que a veces se realiza la operación para que el niño nazca en una fecha determinada que puede suponer un buen augurio para el bebé.

Loading...
loading...
Close