Este Niño Va Al Cementerio A Dormir Todos Los Días, La Razón Te Dejará Llorando.

Recientemente Se Ha Hecho Viral La Noticia, Sobre Un Niño Que Duerme El Cementerio Y Va Todos Los Días A Dormir. Esta Noticia Se Ha Expandido Alrededor De Todo El Mundo Y Ha Conmovido A Millones En Pocos Minutos.

Esta es la historia de Karel un niño de una edad comprendida de 7 a 10 años.

La historia de Karel comienza con sus padres, debido a que su madre le faltaba poco para tener otro bebe la cual se llamaría Keilan, al parecer unas semanas antes del parto hubo algunas complicaciones y fue cuando la madre de Karel perdió a la bebe, al parecer la bebe se ahorco con el cordón umbilical y la madre intento sacarla pero no alcanzaba, así que fueron al hospital, pero minutos después murió.
Los padres del niño debido al fallecimiento de su hija quedaron en shock, sin embargo Karel por su corta edad, no entendía lo que pasaba, así que no estaba en estado de shock, el solo estaba quieto diciendo que pronto traerían a su hermanita y podrían jugar con sus juguetes.

Sin embargo se le informo a el, que no vería mas a su hermana y no podría jugar con ella porque murió, a lo que el respondió que quería ir a verla donde la pusieron, es decir al cementerio.

Los padres le dijeron que estaba bien que irían al cementerio, al escuchar eso Karel busco una maleta y se fue al cementerio. Al llegar al cementerio la pregunta a su madre cual es la tumba de su hermana y la madre se la señala. El al ver la tumba se le escapa una sonrisa y hace algo muy impresionante, de su maleta saca sus juguetes y le dice a sus padres que no estén triste que Keilan está feliz de que el vino a jugar con ella.
Minutos después de que Karel dijera esas palabras, él se acercó a la tumba y coloco los juguetes ahí sobre la tumba, los padres estaban tristes pero extrañados ya que parecía que el de verdad estaba jugando con alguien.

Al pasar los minutos parece que el niño se cansó de jugar y se acostó en la tumba y dijo que nunca se separaría de ella, porque su hermana estaría triste. Los padres al ver esto, la madre de Karel busca su teléfono y toma dos fotos, una de él jugando con los juguetes en la tumba y la otra de el acostado en la tumba de la hermana como si estuviera al frente de ella.

Esto demuestra como el amor de hermanos es tan fuerte y sin haberse conocido en persona, solo bastaron nueve meses para crear un lazo irrompible entre ellos dos.

Loading...
Close