Las cinco cosas más raras que ocultaba Michael Jackson

File photo of Michael Jackson waving to the crowd, numbering a few thousand, gathered in front of the Sydney Opera House

Dos ejecutivos que formaban parte de su equipo de seguridad sostienen que tenía «amantes secretas» y asignaba nombres raros y en clave a sus hijos para ser usados fuera del hogar.

Loading...

Un dato que revela su excentricidad es que llegó a comprar una librería completa porque no se decidía comprar un libro.

Ya pasaron 6 años de la muerte de Michael Jackson tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. Ese día nos dejó el mundialmente famoso y bien llamado «Rey del Pop» el mismo que emocionó a toda la humanidad con su bailes y sus canciones, así mismo también nos dejó un hombre raro e introvertido al cual se le conoció por varias de sus excentricidades. Para confirmar todas estas cosas raras de Jackson, dos de sus asistentes de seguridad más íntimos, revelaron al «Daily Express» que el famoso artista tenía varias amantes secretas que lo visitaban con cierta frecuencia, además de colocar nombres en clave a sus hijos antes de que salieran de casa para evitar que fuesen reconocidos.

Estas aseveraciones las hacen, Bill Whitfield y Javon Beard en su libro de reciente publicación  «Remember the time: Protection of Michael Jackson». Donde cuentan varios capítulos confidenciales de la vida del REY DEL POP, destacando las partes más positivas de la forma extraña de vivir del artista. «Hemos tenido el privilegio de ser parte del equipo de seguridad de Michael Jackson en Las Vegas durante sus últimos dos años y medio de vida. En ese tiempo llegamos a conocer a una persona amable y generosa y a un padre cariñoso, nada que ver con la figura caricaturesca que tenía en los periódicos», comentan sus guardaespaldas.

michael_jackson_17

1-Tenía amantes secretas

De acuerdo a lo que establecen guardaespaldas, Michael Jackson tenía al menos, dos amantes secretas en los últimos años de su vida. Ambas vivían fuera de los EEUU y con regularidad viajan hasta Middleburg, Virginia, para estar con él. Los nombres de estas mujeres nunca fueron desvelados. «Nosotros éramos los únicos que sabíamos que existían. Nos dijo, simplemente, que se llamaban “Amiga” y “Flor“», destacan los autores al diario británico.

2- Estaba convencido que lo espiaban constantemente

Whitfield y Beard, aseguran que Jackson vivía con el miedo eterno de estar siendo espiado y filmado secretamente. Por esta razón les ordenaba revisar las habitaciones de los hoteles donde se hospeda antes de entrar en ellas. Los autores revelan que la obsesión fue tan grande que a veces, les hacía retener los vehículos que alquilaban hasta que la empresa les suministrara las cintas de las cámaras de vídeo que por seguridad, habían grabado en sus viajes.

3-Todo el mundo tenía que pedirle cita

No le gustaba que alguien apareciera sin antes él saberlo o ser anunciado. Esto era tan obsesivo que llegaba al límite de la locura. Rechazaba visitas de sus familiares más cercanos, incluyendo sus hermanos, si estos llegaban a su residencia si avisar. La única excepción era su madre.

4- Obsesionado por los libros

Tal vez muchos piensan lo contrario, pero Michael amaba la lectura. Por esta razón gastaba miles de dólares en libros en una día (tal y como si «estuviese comprando chicles», según sus guardaespaldas). Una vez visitaba «Las Vegas», le gustó tanto una librería que la compró entera por 100.000 dólares.

5-Los raros sobre nombres de sus hijos

Muchos saben que Jackson se asegura que sus hijos se presentaran ante la prensa con máscaras de carnaval con el propósito que sus caras no fueran conocidas. Así mismo los ejecutivos de seguridad cuentan que al salir de paseo, el artista les ponía extraños motes o apodos para que no usasen sus nombres verdaderos fuera de su casa.

michael-jackson

 

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 10 =