Mira porque: Venus sin el monte es más excitante. Ni un macho alfa se resiste.!!

La depilación vuelve a ser noticia porque centros de estética se esmeran en convertir el vello púbico en un elemento de atracción.

Mayra no sólo le dice “minina”, sino que cada tres meses le regala una depilación especial que, al mirarse en el espejo, la excita. No estamos hablando de la mascota que esta oficinista de 27 años de edad tiene en casa y que la aguarda ansiosa cuando llega cansada.

Se trata de su pubis, el tesoro más preciado que esta soltera mantiene higiénico y protege de las ofertas engañosas de los amigos, y al que ahora le hace sus arreglos bajo las manos milagrosas de Jennifer Contreras.

“La depilación total dejó de ser la moda, lo nuevo ahora es crear figuras con los vellos, de forma que un pubis no sea parecida a otro”, explica sonriente Contreras, masajista profesional que trajo de Seattle, donde pasó cinco años, esa tendencia femenina tan reconocida que en su atelier de belleza, en Los Palos Grandes, hacen cola jóvenes de entre 20 y 30 años de edad “para lucir bellas por dentro y por fuera”.

De Courbet a Sex and City. Ya dejó de ser noticia para el asombro el escándalo desatado por Gustave Courbet en 1866 con su cuadro El origen del mundo, en el cual muestra el torso desnudo de una mujer que con las piernas abiertas ofrece en todo su esplendor el monte de Venus y la vulva.

Una imagen que la revolución sexual de los sesenta convirtió en su bandera, junto con los pelos de las axilas, pero que 50 años después demuestra que si bien las mujeres siguen sin tener pelos en la lengua, ese afán de libertad ha llegado también al pubis.

La eliminación del vello púbico se hizo famosa en el año 2000, cuando, en uno de los episodios de la serie televisiva Sex and City, la protagonista se depila totalmente. De hecho, un estudio de la Universidad de Indiana encontró que 60% de las chicas entre 18 y 24 años de edad, y 50% de las que están entre 25 y 29 años se depilan parcial o totalmente esa zona.

Contreras apunta que ahora predomina la tendencia “artística” desplazando a la depilación brasileña (depilación total con cera de la vagina hasta el ano), y que las figuras de corazón, ramillete, candado, sendero y en círculo son las preferidas.

Mayra añade la incomodidad del cunnilingus con vello púbico, que implica muchas veces dejar pelos en la boca a la pareja en el instante de más excitación. “Al contrario, con el pubis depilado se disfruta con mayor intensidad el sexo oral”.

Contreras anota otro dato: los hombres también se han contagiado con la moda y, aunque dicen que lo hacen para complacer a las mujeres, muchos sospechan que se depilan para destacar las dimensiones del miembro.

Lo principal es la higiene. “No sé qué decir al respecto”, contesta el ginecólogo Edgar Segovia Sánchez, al recordar que no es capricho que el vello corporal haya sido diseñado por la naturaleza para proteger ciertas partes del cuerpo.

“No veo, sin embargo, inconveniente con la depilación, al menos no existe un criterio médico que prohíba la práctica; pero es bueno enfatizar a las chicas que se depilan que deben hacerlo con sumo cuidado, porque se trata de una zona que requiere de higiene, tanto exterior como interiormente”.

Segovia aconseja que, en todo caso, quienes se depilen en centros estéticos deben exigir que se cumplan medidas de higiene para evitar infecciones.

Por su parte, los sexólogos indican que los hombres revelan sentirse más atraídos a tener sexo oral con una que se haya depilado y, de hecho, muchos estudios lo confirman.

“Se sienten atraídos porque sin el vello púbico los labios vaginales y el clítoris quedan expuestos a la vista, lo cual produce mayor excitación”.

Otros, como Alberto Hung sostienen que hay algo de fetiche en el hombre que ve en la mujer depilada a una jovencita: “Es como la ocasión de infringir una prohibición”.

Loading...
Close