Niño de 11 años probó que Stephen Hawking se equivocó. Dios sí existe…

¿Recuerdas qué querías hacer cuando tenías 10 años? Como muchos pequeños, seguramente jugabas tazos con tus amigos o tratabas de aprender (con muchas dificultades) la regla de 3 y querías usarla para resolver todos los problemas del libro de matemáticas. Pero el pequeño William Maillis, originario de Pennsylvania, Estados Unidos, tiene un sueño muy distinto al de otros niños de su edad.

 
 
Este chico, aunque muchos no lo sepan, es considerado un genio… ¡Comenzó a hablar cuando tenía apenas 7 meses de edad! El jovencito ha despertado gran interés entre la comunidad científica estadounidense, y pronto sabrán el porqué… 
 
En mayo de 2016, a sus 9 años, William se graduó en la escuela preparatoria, y actualmente asiste a la Universidad Comunitaria del condado Allegheny. Es uno de los más jóvenes estudiantes de universidad en Estados Unidos. Disfruta de los videojuegos y comparte actividades con sus amigos, pero tiene un brillante futuro.
 
 
Su padre, Peter Maillis, sacerdote ortodoxo griego, asegura que su hijo es especialmente brillante por obra de Dios, ya que tanto él como su esposa poseen un coeficiente intelectual promedio. William comenzó a mostrar su talento desde temprana edad; a los dos años ya sabía sumar, multiplicar, dividir y todas las operaciones básicas; a los cuatro comenzó a estudiar álgebra por cuenta propia y a leer griego. “Siempre tuvo especial interés por los números”, comenta su papá. 
 
 
Al cumplir cinco años William leyó un libro de geometría en una sola noche y desde entonces su interés por las matemáticas fue aumentando. A los siete era todo un experto en trigonometría, pero lo que más sorprendió a su papá es que quiera dedicarse a la astrofísica, con la intención de probar la existencia de Dios, y lo está logrando: Ha hecho varias investigaciones y teorías en las que demuestra que el físico Stephen Hawking se ha equivocado respecto al origen del universo.
 
 
Antes de terminar la preparatoria, William comenzó a investigar varias teorías sobre el tema, leyó varios libros de Stephen Hawking, entre ellos “El gran diseño”, en el cual el físico asegura que el universo pudo crearse “de la nada, por generación espontánea” y por ello la idea de la existencia de Dios es innecesaria e ilógica. Pero eso no es todo lo que el pequeño genio ha contradicho, también asegura que en su investigación ha descubierto que los agujeros negros no son supermasivos, como señalaba el mismísimo Albert Einstein. 
 
 
William lleva casi un año en su investigación de astrofísica, y algunos afirman que podría escribir un libro sobre sus teorías en un par de años más. 
 
“Estoy probando que solamente Dios es capaz de crear el universo; mis datos son precisos, mi investigación tiene ya un avance de 70% y en cuanto esté lista me gustaría compartirla con el mundo”, menciona William, pues para él sólo una fuerza externa pudo hacer lo que hoy conocemos. 
 
 
Mientras tanto este chico genio, quien ha podido comprobar que Stephen Hawking se equivocó al decir que dios no existe, nos seguirá sorprendiendo y maravillando con su carisma, su inteligencia y su maravilloso intelecto. Esperamos pronto conocer su trabajo. ¿Será verdad lo que afirma este pequeño?¿Ustedes qué opinan? 
 
Loading...